¿Sabías que el otoño es el mes donde más se practica la magia enfocada hacia el amor? Durante un estudio que hice hace algún tiempo sacamos como conclusión que esto era así porque muchas parejas se conocen en verano, y al final de las vacaciones alguno de ellos preparaba un ritual de magia blanca para que la otra persona no pierda el amor que acababa de comenzar.

Así que como no podía ser de otra manera, el primer hechizo de otoño que quiero compartir con vosotros es para que la persona que hayas conocido hace poco siga unida a ti durante mucho tiempo.

Para ello necesitaremos una vela morada, un folio rojo, una cerilla, una caja de madera, y aceite de olor a lavanda. También es necesario que cojas algo de la naturaleza, a mi me gusta en especial hojas de arboles recién caídas.

Por la noche limpia las energías de alrededor encendiendo en un quemador aceite de olor lavada, y déjalo purificando durante 15 minutos. Después escribe tu nombre y el de la persona que quieres en mayúsculas en el papel rojo. Tomate tu tiempo, disfruta del momento, y mientras que escribes imagínate que está contigo. Imagínate que estáis haciendo el hechizo juntos.

Después con la cerilla quema los bordes del papel, pero intenta que los nombres queden intactos.

Abre la caja de madera, pon en la base las hojas o aquellas cosas que hayas cogido de la naturaleza. Con el trozo de papel intenta enrollarlo para que entre en la caja o incluso doblarlo. Antes de cerrar la caja echa unas gotas de cera liquida de la vela morada.

Ahora deja la caja toda la noche a la luz de la luna, y en un sitio aireado. Acabas de realizar un llamamiento a la naturaleza que se encargará de llevar el mensaje de amor a la persona que quieres y hacer que no salga tu nombre de su cabeza. Después puedes colocar la caja donde tu quieras, pero siempre cerca de ti.