Desde que tengo el blog abierto es mucha gente la que me ha preguntado si es posible echarse las cartas a uno mismo. Vamos a ver, posible es, pero a la pregunta de ¿Es eficaz?, me gustaría poder hacer algunas aclaraciones.

Imagínate que tienes un día de mal humor, donde todo te está saliendo mal. De repente llega alguien y te pregunta ¿Qué tal te van a ir las cosas? Pues inconscientemente contestas que “Muy mal”.

Y es que esta respuesta está condicionada a tu inconsciente.

A parte de eso, mucha gente cae en la tentación de querer hacerse tiradas para todo. Entonces, poco a poco, tu intuición y las energías que te trasmiten las cartas, se van desgastando por el mal uso continuado.

Una vez me pidieron un artículo para una revista nacional donde explicaba mi teoría de retroactividad, que se podría resumir que las energías que trasmitimos a las cartas vienen tan viciadas por lo que “queremos que ocurra” o “como nos encontramos” que es imposible hacer predicciones efectivas.

Mi consejo es que si queréis iniciaros, primero lo hagáis realizando tiradas a gente conocida, a familiares incluso, donde ya conocéis algunos datos y las cartas os servirán para poder ir atando los cabos del futuro.

Y si necesitáis que alguien os eche las cartas, contáis con mi blog, donde podéis ponerme la pregunta y yo os contesto sin coste alguno.